CRIMINALIZACIÓN DE LA LUCHA YAQUI


libertad para mario
A Mario Luna se le acusa de robo de auto y privación ilegal de la libertad de Francisco Romo. Yo estuve en Vícam justo después en que Pancho Romo fue castigado por la Tribu Yaqui en el verano de 2013, no por Mario Luna. Llegando a Vícam y al bloqueo, me encontré con compañeros yaquis que me contaron de lo sucedido (aun antes de que existiese cualquier tipo de denuncia en contra de Mario Luna). Que finalmente habían castigado al toroyocori Pancho Romo, porque andaba borracho y poniendo en riesgo a la gente, casi atropellando a los participantes del bloqueo. Entonces en respuesta a las quejas de los afectados, las Autoridades Tradicionales del pueblo de Vícam, decidieron hacer uso del (por así decirlo en términos occidentales) “Código Penal Yaqui”. Le retiraron su auto, lo detuvieron y fue castigado de acuerdo a sus usos y costumbres, inclusive vi un video clandestino del castigo en el celular de alguien que sí estuvo presente. Es verdad que Mario Luna no estaba en el pueblo, puesto que llegué preguntando por él y sí, estaba fuera desde días atrás, lo pude ver hasta unos días después. Además Mario no tiene las atribuciones para ordenar detenciones o castigos, él es solamente un vocero, un gestor, pero no es el “Aparato Judicial Yaqui”, así no se toman las decisiones allá. Así que estas acusasiones surgen sí, de una traición a su propio pueblo por parte de Pancho Romo, quien es muy sabido por todo yaqui es un empleado del Gobierno de Sonora, ha hecho de todo para dividir la lucha y desarticular a la nación yaqui por medio de sobornos y otro tipo de tranzas e intercambios. Finalmente no importa quién castigó a Pancho, porque los pueblos originarios tienen el legal derecho de hacerlo bajo los términos de sus usos y costumbres. Mario Luna es solamente un chivo expiatorio. Para los interesados en el agua del Río Yaqui en el centro de Sonora, Mario detenido es una pieza importante menos en su contra. ¿Por qué? porque aunque no es gobernante, ha sido el vocero, el intérprete, el que ha dado la cara por el pueblo en otras instancias externas, defendiéndolo frente al sistema ejecutivo y judicial mexicano de los atropellos que han vivido los yaquis en su territorio. Por eso, convenientemente Pancho acusó no a quienes lo detuvieron ni lo castigaron, sino justamente a los voceros de la lucha. No solamente Mario está en riesgo, sino aquellos que más han estado frente a las gestiones públicas con el gobierno mexicano defendiendo a la nación yaqui, justo los que más tienen concocimientos técnicos del tema de su lucha por el agua, los más informados, son a los que se les ha puesto el dedo encima. Mario es entonces un preso político, que con pruebas a su favor y básicamente ninguna en su contra, un juez ha ordenado y ejecutado su detención. El yaqui se encuentra en el penal No 2 en Hermosillo. Mario es también hoy en día una imagen más de la criminalización de la lucha por el agua y el territorio de los pueblos originarios en México.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s